INTRODUCCIÓN

Este curioso nombre que le he puesto al blog, Reikiestesiónica es un juego de palabras que unifica el Reiki, la radiestesia y la radiónica, tres técnicas que practico con asiduidad a nivel aficionado. Todo empezó con el Reiki por casualidad leyendo un libro en casa de mi suegra hace unos pocos años. Una cosa lleva a la otra y así he ido aprendiendo todo esto, eso sí, también os apunto que hay mucho trabajo y estudio por el camino y uno no puede parar de leer libros, adquirir conocimientos y sobre todo practicar constantemente.

Aparte de estas tres erres mi ansia de conocimiento me ha introducido en otro sinfín de terapias y talleres, todos relacionados con las energías. En todos ellos siempre me quedo con lo que considero más interesante o útil y el resto lo arrincono. Hay algunas personas que me han enseñado mucho y desde aquí les doy las gracias por abrirme los ojos.

martes, 25 de julio de 2017

AIRE SANO EN EL HOGAR



Aparte de mirar si tenemos zonas geopatógenas en nuestra casa también es importante que comprobemos la calidad del aire que respiramos. En el ambiente que nos rodea existen los iones de carga positiva (protones) y los de carga negativa (electrones).

En el interior de nuestras casas el polvo, la contaminación exterior, los materiales sintéticos, algunos aparatos eléctricos, la calefacción... destruyen los iones negativos y hace que aumenten los positivos lo que se traduce en migrañas, hiperactividad, agresividad, dolores musculares, ansiedad, etc. que a la larga provoca en nuestro organismo: depresión, cansancio crónico, problemas respiratorios, insomnio... También se producen iones positivos de manera natural por influencia de la luna llena y las tormentas. 

En cambio si paseamos por el monte, la playa, el bosque, nos tomamos un baño, disfrutamos del sol o respiramos aire puro, nos cargaremos enormemente de iones negativos, lo que se traduce en una buena salud. Estos iones negativos los absorbemos por la respiración y por la piel. El agua en movimiento produce una gran cantidad de iones negativos, en este sistema se basan muchos aparatos existentes en el mercado para reducir el exceso de carga positiva. 


Para una salud óptima en nuestro hogar o lugar de trabajo debe de haber un equilibrio entre los iones positivos y los negativos y para ello os he preparado un cuadrante para medirlo con el péndulo. El ideal está en torno a 5000 la  cantidad de iones negativos pero en sitios con muchos radiadores la cosa puede bajar hasta 50 e incluso hasta 0 si existen climatizadores. La zona verde indica la zona recomendable que está entre un 60% de iones negativos y un 40% de iones positivos. Si vuestro péndulo sale de esos baremos debéis de ionizar el aire, no hace falta que compréis aparatos caros, si os atrevéis yo os propongo una solución ingeniosa y económica. Seguid leyendo.


Muchos de vosotros conoceréis la muy interesante cruz Ankh, también llamada egipcia, Ansata o ansada. Pues bien, la radiestesista e investigadora rusa, Liudmila Grigorijevna Puchko (fallecida en 2011) nos propone en uno de sus libros (por desgracia todos están en ruso) que una batería de cruces ansadas, incluso dibujadas, es capaz de elevar la tasa de iones negativos de una habitación.

Ahora solamente tenéis que recordar cómo de niños construíais esas cadenas de muñequitos de papel unidos por las manos. Pues está basado en lo mismo. Primero y muy importante debéis de preguntar al péndulo la altura que debe de tener la cruz egipcia, os aconsejo que empecéis por la plantilla que os paso, unos 14 cm, en un folio os salen 4. Y aparte del tamaño hay que preguntar cuántas cruces hay que poner en batería en la habitación que hayamos elegido así cómo a qué altura. Incluso hay posibilidad de colorear las cruces. Yo os he puesto un ejemplo con 8, que vais uniendo con cinta adhesiva, pero igual os dice el péndulo que hacen falta 15 o cualquier otra cifra..





Podemos esconder nuestra cadena de cruces detrás de los cuadros, debajo de las alfombras, detrás de los armarios, etc., no hace falta que estén a la vista. Eso si, debéis de medir el porcentaje de aire ionizado y las unidades Bovis antes y después para comprobar los resultados. Con el paso de los meses tal vez sea necesario trasladar las cruces a otra habitación o puede ser que se saturen, preguntar al péndulo la solución.

 !!!Ya me contaréis...¡¡¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario