INTRODUCCIÓN

Este curioso nombre que le he puesto al blog, Reikiestesiónica es un juego de palabras que unifica el Reiki, la radiestesia y la radiónica, tres técnicas que practico con asiduidad a nivel aficionado. Todo empezó con el Reiki por casualidad leyendo un libro en casa de mi suegra hace unos pocos años. Una cosa lleva a la otra y así he ido aprendiendo todo esto, eso sí, también os apunto que hay mucho trabajo y estudio por el camino y uno no puede parar de leer libros, adquirir conocimientos y sobre todo practicar constantemente.

Aparte de estas tres erres mi ansia de conocimiento me ha introducido en otro sinfín de terapias y talleres, todos relacionados con las energías. En todos ellos siempre me quedo con lo que considero más interesante o útil y el resto lo arrincono. Hay algunas personas que me han enseñado mucho y desde aquí les doy las gracias por abrirme los ojos.

jueves, 14 de diciembre de 2017

La tasa de vitalidad


La Tasa de vitalidad es una medida cualitativa y no cuantitativa, de la energía circulante en un organismo vivo. Esta medida se indica en porcentaje, por ejemplo del 0 al 100. No la confundamos con la tasa vibracional que se mide en unidades Bovis (biómetro bovis) y que sería una tasa cuantitativa.

Este gráfico nos permite de un solo vistazo tener una visión global de la salud del sujeto. Aquí os pongo a modo de ejemplo, primeramente una muy útil sobre la salud humana. La buena salud se establece en el 70%, si el péndulo nos indica por debajo del 60% esto nos dice que hay una patología en curso, declarada o no que hay que tratar y consultar con el médico. Sobre el 50% la patología puede ser considerada como muy seria, 40% indica una patología grave tipo cáncer, sida... por debajo del 30% la muerte está próxima. 20% y 30% solo se dan en plantas. Cuando la tasa anda sobre el 40 o 50% hay que comprobar la posible presencia de entidades espirituales.


En el caso de estar en lugares con alto nivel vibratorio como pueden ser iglesias romanas, catedrales... la tasa de vitalidad puede subir hasta un 80-85% y mantenerse así durante una hora o más.

Si comprobamos que una persona tiene una tasa de vitalidad por ejemplo del 60% podremos preguntar al péndulo la mejora que puede tener si le aplicamos tal o cual tratamiento. El tratamiento que indique la mayor tasa de vitalidad será el más adecuado. Por el contrario si nos indica una tasa por debajo del 60% sería inútil.

También podemos ver la tasa de vitalidad de un órgano concreto, aunque hay que tener en cuenta que una persona puede tener una tasa del 65% y en cambio su hígado marca un 40%, esto no significa que dicha persona vaya a tener un cáncer de hígado. La tasa de vitalidad orgánica puede ser muy baja sin que el individuo se encuentre al borde de la muerte. 

La tasa de vitalidad global se aplica igualmente a todos nuestros alimentos, a los remedios energéticos, a nuestro hogar... Comprobad la tasa de vitalidad de una lechuga recien cogida de la huerta (85%) y tras varios días en la nevera veréis como baja la tasa hasta el 40%. El mismo chasco os llevaréis con los productos Bio (que supuestamente debieran de ser más ecológicos), que tras ser almacenados pierden totalmente su vitalidad. El agua de grifo, embotellada, de manantial...  congelados, en conserva, pasados por el microondas... os sorprenderá la cantidad de alimentos y productos que comemos y que no nos aportan nada a la salud o que incluso son perjudiciales.

El siguiente cuadrante lo utilizo en mis talleres sobre plantas silvestres comestibles + radiestesia y es interesante para saber cómo está la planta.


Ejercicios de radiestesia (2)


Mediante estos vídeos os daréis cuenta de las posibilidades de la radiestesia, en este caso se emplea un péndulo rudimentario totalmente casero mediante un cordel y una tuerca. Disponiendo de huevos fértiles es posible saber cuál será el sexo del futuro pollo. Como podréis comprobar si el giro del péndulo es dextrógiro (izda.-dcha.) significa que el pollo será hembra y si es de arriba a abajo que el pollo será macho. Naturalmente esta es una convención mental que tendremos establecida, pudiendo ser cualquier otra.

 

Otro bonito ejercicio es si queremos saber el sexo del pájaro que tenemos o que nos han regalado. En este vídeo se realiza con palomas pero es lo mismo para todas las aves. Por tradición, muchos cazadores han utilizado este sistema para sexar a las aves, empleando para ello una aguja que pende de un hilo.


En este otro vídeo el hombre comenta que es macho pero al girar en círculo es hembra. Aunque naturalmente todo dependerá de nuestra convención mental.



También podríais sexar iguanas y cualquier otro animal que sea difícil de identificar a simple vista. Pues ya sabéis, manos a la obra.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Las plantas se comunican (1)


En este y siguientes post hablaré sobre los descubrimientos que se han realizado a lo largo de la historia sobre la manera en que se comunican las plantas, ya sea a través de las raíces, de las flores...


Las plantas experimentan una sensibilidad muy parecida a los humanos, igual que nosotros sufren, aman, se asustan y sienten emociones muy fuertes. Esto es algo que las zonas rurales y los chamanes siempre han sabido


¿Quién no conoce el famoso detector de mentiras tan de moda en los medios de comunicación? Este aparato registra las variaciones de la presión arterial, el ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria y la respuesta galvánica o conductancia de la piel, que se generan ante determinadas preguntas que se realizan a un sujeto sometido a la prueba. 
Pues bien, Cleve Backster, especialista de estas maquinas, que trabajaba para la CIA, la noche del 2 de febrero del 1966 decidió experimentar con una de sus plantas, una Dracaena massangeana para ver si la planta reaccionaba al echarle agua.




La sorpresa fue que la planta reaccionó como si hubiese sentido placer, entonces decidió meter una hoja de la planta en agua hirviendo para ver la reacción pero no pasó nada. Empieza a pensar de quemar la hoja de la planta y de repente el detector de mentiras empieza a registrar una variación como si la planta tuviese miedo.

El investigador entonces enciende un fósforo y acerca el fuego a la planta, la reacción se hace mas débil hasta desaparecer totalmente como si la planta se hubiese desmayado.

Continuando a experimentar con otras plantas, observa que todas reaccionan frente a una amenaza y se desmayan cuando sienten que su vida está en peligro.

No satisfecho una día reúne seis estudiantes y dice a uno de ellos que destruya completamente una de las dos plantas. Luego los seis estudiantes caminan lentamente delante de la otra planta, ésta no reaccionó frente a cinco estudiantes, pero cada ves que se acercaba el asesino a la planta, el detector de mentiras se ponía loco.


Continuando con sus experimentos descubre que la planta que mas amaba, un filodendro, sufría cuando el no estaba y se ponía feliz cuando volvía a la casa.








Tras muchos años de experimentos, Cleve Backster decide divulgar los resultados de sus investigaciones al mundo. Para evitar las objeciones de los científicos decide efectuar un experimento donde no exista intervención humana.

Crea una máquina que hecha camarones en agua hirviendo y conecta tres filodendros a tres detectores de mentiras mientras un cuarto registra si hay variaciones de corriente.

Los resultados se publicaron en el 1968 en el International Journal oj Parapsychology y fueron que las plantas reaccionaron solamente cuando se echaron en el agua hirviendo los camarones vivos, en cambio se quedaron indiferentes cuando se echaron al agua hirviendo camarones que ya estaban muertos.



                                           

martes, 28 de noviembre de 2017

CURSO BÁSICO DE RADIESTESIA Y GEOBIOLOGÍA



Este pasado fin de semana hemos estado tres días en el superinteresante curso básico de radiestesia y geobiología que se ha impartido en Etxalar, en Mokorreko Borda, impresionante  enclave navarro cerca de Francia. Mejores maestros no se puden tener, Javier Petralanda y Cristina Ibáñez, dos expertos en la materia que con sencillez y muchos ejercicios prácticos no han enseñado el camino a seguir en este mundillo. Y aparte de con los maestros, ha habido un gran conexión entre los alumnos. Hemos aprendido entre otras muchas cosas -y con gran sorpresa por nuestra parte- que se pueden prescindir de los péndulos y de las varillas para sentir las geopatías, ellos lo llaman "resentir". Esta foto la tomé a las 8 de la mañana del sábado.


Las aguas subterráneas, las líneas Hartmann, las fallas... desde ahora ya nos han "soplado" la manera de encontrarlas con facilidad.



Aquí "Sentimos" las geopatías
  
Y aquí utilizamos varillas de diferentes clases.


 Espero ansioso la segunda parte de este curso.